• Por la contraprestación económica que genera la licencia o autorización para utilizar sus obras, que la sociedad de gestión colectiva negocia y cobra en su nombre a cada usuario, pues de esta gestión ellos reciben una suma de dinero que remunera su trabajo creativo y permite la recuperación de la inversión económica, en el caso de los editores, que de otra forma no recibirían.

• Porque la sociedad está encargada de velar por la seguridad social de los autores.

• Porque la sociedad puede defender sus derechos de autor.

• Porque la sociedad los representa y cobra los derechos por la explotación de sus obras en el país del autor o editor, y en todos aquellos donde se utilice su obra en el mundo.